¿Qué es el Mapa y qué son los filtros? - BLOG ENFEL - ENFEL

Maecenas vitae congue augue,
nec volutpat risus.
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Qué es el Mapa y qué son los filtros?

Publicado por en PNL ·
#PNL - ¿Qué es el Mapa y qué son los filtros?

Cada ser humano procesa la información que le llega del entorno a través de sus cinco sentidos. Esta cantidad de datos, abrumadora e imposible de asimilar en su totalidad, es sometida a filtros mentales que seleccionan qué datos, de esa enorme cantidad que se recibe, serán tenidos en cuenta. Estos filtros están formados no sólo por los mismos sentidos, sino también por el lenguaje, las creencias y los valores.

FILTROS NEUROLÓGICOS:
El mundo físico que nos muestran nuestros sentidos es el resultado de estructuras de nuestro cerebro y sistema nervioso. Durante la vida intrauterina se va formando una intrincada red de conexiones cerebrales, que conforman nuestro programa genético y determinan nuestras percepciones.
El ojo humano puede captar una longitud de onda entre trescientos ochenta y setecientos ochenta milimicras. En los ojos, especialmente en la retina, se encuentran las células foto receptoras: los bastones y los conos. Los seres humanos tenemos ciento sesenta mil conos por milímetro cuadrado de retina, o unos cinco a diez millones de conos por ojo. Las aves tienen muchos más. Un halcón, por ejemplo, tiene cerca de un millón de conos por milímetro cuadrado de retina, o sea una agudeza visual ocho veces superior a la de los humanos.
El oído humano puede detectar una banda sonora muy limitada en comparación a lo que pueden captar los animales. Nuestra incapacidad para captar sonidos muy bajos nos resulta sumamente útil; de no ser así, estaríamos abrumados por los sonidos causados por los latidos del corazón o la circulación de la sangre. Los perros pueden oír sonidos muy altos, de cuarenta mil ciclos por segundo; los ratones chillan a ochenta mil ciclos por segundo, cuando lo máximo que podemos captar los humanos es veinte mil ciclos por segundo.
“En un estudio realizado en 1957 Ernst Heinrich Weber estableció que la misma situación real del mundo externo es percibida por un mismo ser humano como dos experiencias táctiles diferentes. En sus experimentos, Weber descubrió que nuestra capacidad para percibir cuando somos tocados en dos puntos diferentes de la superficie de la piel varía de manera considerable, dependiendo de la ubicación de los puntos tocados. La distancia más pequeña en dos puntos del dedo meñique tiene que hacerse 30 veces más grande para ser percibida como dos puntos cuando la aplicación se hace en el brazo. Cuando nos tocan el dedo meñique, es como si nos tocaran dos partes del cuerpo y si nos tocan en el brazo, experimentamos ser tocado en solo una parte del cuerpo. El mundo físico permanece constante y nuestra experiencia de él sufre grandes modificaciones como resultado del funcionamiento de nuestro sistema nervioso.”

R. Bandler y J. Grinder, La estructura de la Magia, p. 26

FILTROS SOCIO-CULTURALES:
Tan importante como el programa genético son los factores culturales. La sociedad en que vivimos determina conceptos acerca de la vida, actitudes, creencias y valores que condicionan nuestra visión del mundo. Esta no es igual en alguien criado en una ciudad occidental que en otro que vive en una tribu africana.
Una de las limitaciones culturales más importantes es el lenguaje. Dice Alfred Korzybski: “Cada estructura lingüística, debido a la naturaleza misma del lenguaje, ordena de una cierta manera nuestra percepción del mundo. Dicho de otra forma, la lectura que hacemos del mundo está condicionada por nuestra estructura lingüística”.

Aquello que no puede expresarse con una palabra no tiene representación mental, es como si no existiera. Un vocabulario amplio y variado permite una mayor apertura de pensamiento. También la estructura de una lengua condiciona la manera de pensar. Un idioma que tenga gran variedad de verbos lleva a sus hablantes a pensar preferentemente en términos de procesos, mientras que uno especialmente rico en sustantivos condicionará a pensar en términos de cosas.
“En el maidu, idioma que hablan los indios del norte de California, por ejemplo, hay solamente tres palabras para describir el espectro de los colores. Ellos acostumbran a dividir el espectro de la siguiente manera: “lak” para el rojo, “tit” para la gama del verde al azul y “tulak” para la gama entre amarillo, naranja y marrón…

…los que hablan maidu como lengua materna tienen por costumbre agrupar su experiencia de los colores en las tres únicas categorías de su idioma. Estos tres términos del maidu, para designar colores, abracan la misma escala cromática que los ochos términos específicos para color en idioma español. Lo interesante aquí es que una persona que habla maidu suele ser consciente de sólo tres categorías de experiencia de color, mientras que el que habla español tiene más categorías y, por lo tanto, más distinciones perceptuales habituales. Esto significa que mientras los hablantes de español describirán su experiencia de dos objetos como de diferente color (digamos un libro amarillo y un libro naranja), los hablantes de maidu invariablemente describirán la misma experiencia de los objetos como si fueran del mismo color (dos libros de color “tulak”)”

R. Bandler y J. Grinder, La estructura de la Magia, p. 30

FILTROS PERSONALES E INDIVIDUALES:
Son los límites derivados de nuestra historia personal, que comienzan a formarse desde el nacimiento. El crecimiento de las neuronas en la primera infancia está estrechamente ligado al medio y a las vivencias del niño. Es muy diferente su desarrollo si crece rodeado de amor y cuidados que si crece en medio de la indiferencia. También la percepción, que parece automática, se aprende en esta primera etapa. Es muy interesante el experimento realizado por los psicólogos Joseph Hubel y David Weisel trabajando con gatitos recién nacidos. Formaron tres grupos y pusieron al primero en una caja blanca pintada con bandas negras horizontales, al segundo en otra caja blanca, esta vez pintada con bandas negras verticales, y al tercero en una caja totalmente blanca.

Habiendo los animalitos permanecido en esas condiciones durante los pocos días en que se desarrolla el sentido de la vista, sus cerebros se conformaron para siempre de acuerdo con lo que vieron. Los que crecieron viendo franjas horizontales no pudieron ver luego nada que fuera vertical; los del segundo grupo eran incapaces de percibir líneas horizontales; en cuanto a los del tercer grupo, no pudieron percibir nada claramente.
Así, desde el comienzo, cada uno va creando su representación de lo que es el entorno, su mapa del territorio. El mundo en que vivimos está creado por la forma como aprendimos a verlo.
“Los modelos o mapas que creamos en el proceso de vivir están basados en nuestras propias experiencias individuales, y debido a que algunos aspectos de nuestras experiencias nos serán únicos como personas, partes de nuestro modelo del mundo serán exclusivas de cada uno de nosotros. Por ejemplo, dos mellizas idénticas podrían provenir del mismo hogar con los mismos padres, compartiendo experiencias muy similares, y sin embargo, cada una de ellas en el proceso de observar a sus padres, relacionarse entre ellas y con el resto de la familia, podrían moldear sus experiencias de un modo diferente. Una podría decir: “mis padres nunca se quisieron mucho, siempre se les veía peleando y mi hermana melliza era la favorita”, mientras la otra podría decir: “mis padres realmente se querían muchísimo, discutían todo muy cabalmente y evidentemente preferían a mi hermana melliza”. Es así como incluso, en el caso límite de dos mellizas gemelas, sus experiencias personales darán lugar a diferencias en el modo de crear sus propios modelos o percepciones del mundo.”

R. Bandler y J. Grinder, La estructura de la Magia, p. 33




+54 9 11 6476-0736 nd.enfel@gmail.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal